La mascota del blog

martes, 30 de octubre de 2012

El espiritismo y usted

“Tornarse espirita es reencarnarse moralmente, de nuevo, dentro de la propia vida humana”
Recientemente usted tuvo los primeros contactos con la Doctrina Espirita y ahora se deslumbra con las nuevas perspectivas espirituales de la existencia.
Ideales redentores.
Conversaciones edificantes.
Nobles lecturas.
Promisorios deseos de servir a la fraternidad.

Recuerde, no en tanto, los imperativos de la disciplina, en todos los emprendimientos, para que la osadía no le cree frustraciones.
Tornarse espirita no es santificarse automáticamente, no significa privilegio y ni expresa cárcel interior. Es oportunidad de liberación del alma, con responsabilidades mayores ante las Leyes de la Creación. Es reencarnarse moralmente, de nuevo, dentro de la propia vida humana. Convicción espirita es galardón bendecido en el aprendizaje multimilenario de la evolución. De ese modo, ni prevención ni invigilancia constituyen caminos para semejante conquista.

Urge sustentar perseverancia y paciencia en la ejecución justa de todos los deberes. Evite arrancar abruptamente las raíces defectuosas, más profundas, de sus actividades; emprenda cualquier renovación poco a poco.
Contenga los ímpetus de defensa intempestiva de sus ideas nuevas; sedimente primero los propios conocimientos.
Espiritismo es Claridad Eterna.
Gradué la intensidad de la luz que usted vislumbra para que sus ojos no sean acometidos por la ceguera del fanatismo.
Muchos hermanos nuestros aun se debaten en las luchas de subNivel, porque no se dispusieron a aceptar la realidad que usted está aceptando, más también, otros muchos anduvieron el lance de la experiencia que usted ya ando y no por eso alcanzaron éxitos mayores en la batalla intima e intransferible que trabamos con nosotros mismos, en vista de la negligencia a que aun se afanan.
La creencia no nos exime de la conciencia.
Acertar o caer son problemas personales.
Todo depende de usted.
Quien persiste en la ilusión, abraza la terquedad.
Cuanto más se edifica la inteligencia, más se le acentúa el placer de servir.

Obedezca, pues, el llamamiento del Señor, prestando buena voluntad al engrandecimiento de la redención humana, a través del trabajo activo e incesante en los diversos sectores en que pueda desenvolver la colaboración.

Consérvese encorajado y confiado.
Alegría serena, en marcha uniforme, es la norma ideal para atender la meta ansiada.
Eleve deseos y esperanzas, intentando sublimar emociones y cometidos.

Por encima de todo, consolide en el corazón la certeza de que la revelación mayor es aquella que preceptúa el deber de procurar con Jesús nuestra liberación del mal, en nuestro propio beneficio, comprendamos la real posición del Maestro como Excelso Conductor de nuestro mundo, en cuyo infinito amor estamos construyendo el reino de Dios en nosotros.

Dictado por el espíritu: André Luiz
Extraído del libro "
El Espíritu De la Verdad"

Pintura de: Mia Bergeron
Tomada del blog TODO POR EL ARTE
Texto retirado de: Luz Espiritual

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin