La mascota del blog

miércoles, 25 de mayo de 2011

ACEPTEMOS EL DOLOR

Aceptemos realmente el dolor en la condición de apoyo celestial con que la Divina Providencia nos enriquece el camino.

Toda la naturaleza para ayudar la experiencia del hombre, alimentándolo y amparándolo, padece constantes dilaceraciones.

Para transformarse en sementera provechosa, muere el grano olvidado en el suelo.

Para convertirse la espiga en harina, se humilla, asfixiada, bajo la piedra de molino que la tritura.

Para darse en pan bendito a la mesa, la harina se somete a la elevada tensión del horno.

Para servir en el levantamiento del edificio, sufre la piedra la presión del martillo.

Para ofrecerse en belleza y brillo, obedece la piedra bruta al cincel que la primorea.

Para responder a las necesidades del confort, desciende el tronco a los insultos de la sierra.

Para construir en el progreso, encuentra el metal las injurias del fuego.

La responsabilidad en el taller del carácter, es luz que engrandece a todo espíritu que le atiende las obligaciones

No lamentes la dificultad ni maldigas el sufrimiento que por ventura te busquen.

No temas al dolor, en la escuela de la vida, y recoge, en silencio, las bendiciones de que se hace emisario.

No te engañes con las apariencias.

Cuando te veas en el usufructo de esa o de aquella promoción, atento a las circunstancias del mundo, a las imposiciones de los que te rodean o a las convenciones en que la existencia se te condiciona, escoge la senda de la abnegación, en auxilio a los demás, porque el Señor nos enseñó, en espíritu y verdad, que solamente al precio del esfuerzo máximo por la victoria del bien con el olvido de todo egoísmo, es que escalaremos el monte de la paz con nuestra propia renovación.

Tomada del blog Women Painting Women
Por el espírituEmmanuel
Texto tomado del: 
Libro "
NACER Y RENACER
".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin