La mascota del blog

martes, 6 de diciembre de 2011

Orientación espírita

Te declaras necesitado de orientación para hacerte mejor ante el Cristo de Dios; sin embargo, el Espiritismo, revelando en nosotros la Vida Mayor, expone claramente la esencia y el plan de nuestras obligaciones. Todos somos fértiles en peticiones al Señor invocándole auxilio, olvidándonos, sin embargo, de que en el campo de las necesidades humanas clama el Señor igualmente por nuestros brazos.
No pidas, así, a otro para que te preste atención.
Oigamos el llamamiento de la Esfera Superior que nos pide mejoría para que el mundo mejore. Del grado de conocimiento al que te elevas, descubrirás el valle inmenso en que se mueven nuestros hermanos en los laberintos de la experiencia.

Muchos enloquecieron de dolor sobre el ataúd de un corazón, a cambio del cual darían su propia vida, otros yacen enclavados en catres de sufrimiento.
Multitudes de ellos se habían enmascarado de alegría, despedazados íntimamente por cuchillas de aflicción y remordimiento, y otros muchos se alistan al servicio de las tinieblas arrastrándose espantados, en el fango taciturno del crimen…
Contempla los caminos que se entrecruzan en la sombra. Está quien agoniza en la desesperación, quien se ahoga en el vicio, quien se tambalea de angustia, quien se requema, sin percibir, en el fuego de la ambición desmedida, quien transfigura la oración en blasfemia y quien mitiga la sed en sus lágrimas.
Baja del pedestal en que te levantas y extiéndele manos amigas. ¿Quién sabe? Es posible que semejantes compañeros de lucha estén contigo, entre las paredes de tu casa. Envueltos en la niebla de la ilusión y de la ignorancia, te ruegan socorro en el cuaderno del ejemplo, para que se liberen del desajuste al que se esclavizan. No te quejes, ni te subleves. No censures, ni hieras. Ampáralos a todos, cómo y cuánto pudieres. No importa que pertenezcan a otros hogares, otros credos, otras razas, otras banderas…
La caridad, hija de Dios, no tiene punto de vista. Recuerda que el Señor, cada día, sitúa tu presencia en el lugar cierto, donde puedas servir más y mejor, en el momento justo. De ese modo, no solicites al hermano del camino que trace el guión de tus actividades, porque el prójimo está vinculado a problemas que desconoces.
Acuérdate que somos llamados a ayudar y sublimar hoy y siempre, y que, si estás anotado entre los hombres por el aspecto que aparentas, ante la Verdad serás conocido por lo que eres. Empéñate, pues, en merecer la aprobación de tu conciencia por el bien que practiques y por la justicia que hagas, por la paz que atesores y por la tarea que realices, ya que, si te devotas al servicio de la perfección en ti mismo, percibirás, en lo que atañe al perfeccionamiento de los otros, que, dondequiera y con quien fuere, la Bondad de Dios hará siempre el resto.

Dictado por el espíritu Emmanuel
Extraído del libro "Religión  de los Espíritus"

Pintura de: Katinka Lampe
Tomada del blog realistas-art

Texto retirado deLuz Espiritual


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin