La mascota del blog

miércoles, 16 de junio de 2010

Colaboradores

Obreros en la edificación del Mundo Mejor no trabajan solos.

Nadie realiza algo en beneficio de todos, sin el concurso de alguien.

Con semejante realidad, surge el problema de la construcción de los colaboradores para aquel trabajador que consigue penetrar más ampliamente en el espíritu de responsabilidad, exigiendo en el levantamiento de las buenas obras.

Si te encuentras en la conducción de empresas ligadas al interés general, en la orientación de un equipo destinado a servir, en el amparo a ciertos círculos de criaturas, empeñadas en el socorro al prójimo o en la supervisión de una familia de compañeros que se dirigen hacia la integración, en el conocimiento superior, ármate de paciencia y comprensión, a fin de que no aplastes preciosos valores que te servirán mañana de apoyo e incentivo, continuidad y sobrevivencia.

Recuerda al labrador que prepara el suelo, siembra, defiende la plantación que se inicia, suministra el abono adecuado, le garantiza los beneficios de la irrigación y la protege, hasta que los frutos se le yergan en recompensa al trabajo de cautelosa formación.

Cooperadores no nacen hechos.

Ni Cristo los tuvo.

Simón Pedro ganó fortaleza, después de la negación. Tomás adquirió confianza, enseguida a los sufrimientos de la duda. Judas comprendió las lecciones del Evangelio, a precio de lágrimas. Paulo de Tarso fue reclutado al servicio de la Buena Nueva, en un campo adverso, donde la crueldad pautaba lo cotidiano.

Entretanto, Jesús, a todos modeló con serenidad y amor, esculpiendo en cada uno la fidelidad hasta el sacrificio.

Si pretendes la adquisición de compañeros que te extiendan la tarea y te aseguren estabilidad, ama y bendice aquellos corazones aún verdes en el entendimiento que las circunstancias de la vida te confían, en nombre del Señor.

Aprende a disculpar y auxiliar, a instruir y amparar siempre, a fin de que tus ideales y realizaciones de hoy vayan a encontrar el apoyo necesario para proseguir mañana.

Pintura de: Katelyn Alain, tomada del blog Women Painting Women

Por el espíritu de: Emmanuel
Texto retirado del: Libro "CALMA".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin