La mascota del blog

martes, 21 de diciembre de 2010

ENTRE LAS FUERZAS COMUNES

35- ENTRE LAS FUERZAS COMUNES
Indiscutiblemente, la mediumnidad, bajo el aspecto con que la conocemos en la Tierra, es la resultante de una extrema sensibilidad magnética, aunque en el fondo estemos informados de que los dones mediúmnicos, en diferentes grados, son recursos inherentes a todos.

Cada ser es portador de ciertas condiciones y, por eso mismo, instrumento de la vida. 
La luz brota de la llama sin ser la llama.
El perfume proviene de la flor sin ser la flor.

La claridad del núcleo luminoso se une a las radiaciones del ambiente y el aroma de la rosa se mezcla con las emanaciones del medio, dando origen a variadas creaciones.

Así también el pensamiento invisible del hombre se asocia al invisible pensamiento de las entidades espirituales que lo asisten, estableciendo múltiples combinaciones en beneficio del trabajo de todos en la evolución general.

Interesa reconocer, sin embargo, que existen mentes reencarnadas, en condiciones especialísimas, que ofrecen cualidades excepcionales para los servicios de intercambio entre los vivos en la carne y los vivos del Más Allá. En esas circunstancias, identificamos en los círculos de la materia más densa a los mediadores adecuados a la manifestación del espíritu en libertad.

No obstante, no siempre los dueños de esas energías son mensajeros de la sublimación interior.

En la extensa comunidad de almas de la Tierra sobresalen, en mayoría, las conciencias todavía enfermizas, por estar moralmente endeudadas con la Ley Divina; en consecuencia, la mayor parte de las organizaciones mediúmnicas en el Planeta no pueden escapar a esa regla.

Más de los dos tercios de los mediums del mundo yacen todavía en la zonas de desequilibrio espiritual, sintonizados con las inteligencias invisibles que les son afines.
Necesitan, a causa de eso, estudio y buena voluntad en el servicio del bien, para poder retomar la subida armoniosa a las cimas de la luz, así como los colaboradores de cualquier institución respetable de la Tierra necesitan ejercicio constante en el trabajo asumido, para crecer en competencia y en crédito moral.

Nadie se olvide que estamos asimilando sin cesar energías mentales de aquellos con quienes nos relacionamos.

Y además de eso, estamos siempre en contacto con lo que podemos llamar "generadores específicos del pensamiento". A través de ellos, otras inteligencias actúan sobre la nuestra.

Un libro, un lazo afectivo, una reunión, una charla son esos generadores. Lo que leemos, las personas que estimamos, las asambleas de las que participamos y aquellos a quienes escuchamos, influyen decisivamente sobre nosotros.

Debemos ayudar a todos pero precisamos seleccionar los ingredientes de nuestra alimentación más íntima.

No podemos menospreciar al hermano que se arrojo a los abismos del crimen, pero constituye nuestro sencillo deber el auxilio objetivo en favor de la recuperación de su equilibrio y de su resurgimiento espiritual, sin absorber sus amarguras ni sus remordimientos, que están encaminados a extinguirse naturalmente.

Visitaremos al enfermo para darle coraje y levantarle el ánimo, sin embargo, no será aconsejable que adquiramos sus sensaciones desequilibradas, que necesitan desaparecer, igual que debemos eliminar los desperdicios de la casa.

La obra de la caridad transforma todo en favor del bien.
La actitud es oración. Y por la actitud mostramos la calidad de nuestros deseos.
Y Los pensamientos honestos y nobles, saludables y generosos, bellos y útiles, fraternos y amistosos, son la garantía del auxilio positivo a los otros y a nosotros mismos.

Cuanto más progresamos en la ciencia del espíritu, más entendemos que la vida responde de conformidad con nuestras indagaciones.

El principio de los "semejantes con los semejantes" es irrevocable en todos los planos del Universo.

Caminamos al encuentro de nosotros mismos y, por eso, descubrimos invariablemente con nosotros a aquellos que sienten con nuestro corazón y piensan con nuestra cabeza.

Los mediums, en cualquier región de la vida, como filtros que son de ruegos respuestas necesitan, pues, despertar a la realidad de que viviremos siempre en compañía de aquellos a los que buscamos, debido a que por otra parte respiramos adaptados a nuestro campo de atracción.
Pintura de: Susana Ragel, tomada del blog Susana Ragel artista plástica
Por el espíritu: Emmanuel
Texto retirado del: Libro"DERROTERO".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin