La mascota del blog

miércoles, 1 de diciembre de 2010

MAS ALLÁ DE LA MUERTE

29- MAS ALLÁ DE LA MUERTE
El reino de la vida más allá de la muerte no es la morada del milagro.

El cuerpo va hacia la naturaleza inferior que atrae a sus componentes, mientras el alma continua en la posición evolutiva en la que se encuentra.
Cada inteligencia consigue alcanzar, tan sólo, la periferia del circulo de valores e imágenes de los cuales se constituye en el centro generador.

Nadie puede vivir en una situación que todavía no concibe.
Nuestros límites están en nuestra capacidad individual de proyección mental.
En suma: cada ser sólo alcanza a vivir hasta donde puede llegar la onda del pensamiento que le pertenece. 

La mente primitiva de un mono, traspuesto el umbral de la muerte, continúa presa a los intereses de la cueva que consolidó sus hábitos instintivos.

El indio desligado de su envoltorio corporal, difícilmente trasponga el ámbito de la selva que ha cobijado su existencia.

Así también en la vastísima fauna social de las naciones, cada criatura considerada civilizada, más allá del sepulcro, se circunscribe al círculo de las concepciones que mentalmente puede abarcar.

La residencia del alma permanece situada en el manantial de sus propios pensamientos.
Estamos naturalmente ligados a nuestras creaciones.
Nos demoramos donde ponemos el centro de nuestros intereses.
De este modo, resulta fácil de explicar la continuidad de nuestros hábitos y tendencias más allá de la muerte.

La esclavitud o la libertad residen en lo profundo de nuestro ser.
El curso de agua corre bajo la emanación de los vapores de su propia corriente.
Vive el árbol rodeado por los fluidos sutiles que él mismo exterioriza, a través de las hojas y las resinas que penden de sus ramas y su tronco.

Permanece el estanque debajo de la atmósfera pestilente que él mismo alimenta, y resplandece el jardín envuelto por las ondas de perfume que produce.

Así también la Tierra con su cuerpo ciclópeo, arrastra consigo en el infinito paisaje cósmico, el ambiente espiritual de sus hijos.

Cuando atraviesa el gran umbral de la tumba, el hombre inculto continúa demandando perfeccionamiento.

La persona viciosa continúa exigiendo la satisfacción de sus apetitos bajos.
En medio de inadecuadas divagaciones, el cerebro alucinado no escapa de inmediato del pozo oscuro en el que se sumergió.

Y el alma bien intencionada encuentra mil recursos para avanzar por la senda evolutiva, con el amparo al prójimo y el descubrimiento de la propia felicidad en la felicidad de los otros.

En virtud de las leyes que gobiernan nuestra vida, no siempre el mensajero que regresa del país de la muerte procede de los planos superiores, ni tampoco la mediumnidad será sinónimo de sublimación.

Determinadas inteligencias del mundo espiritual se comunican con determinados instrumentos mediúmnicos.

Los habitantes de otras esferas buscan en el mundo a aquellos con los cuales simpatizan, y la mente encarnada acepta la visita de las entidades a las que es afín.

Por lo tanto, la necesidad del Evangelio como estatuto de la edificación moral de los fenómenos espiritas, es una imposición que no puede postergarse. Con La Buena Nueva poseemos en el mundo bendito y fértil de nuestra Doctrina de luz y amor, el camino real para hacer nuestro peregrinaje de elevación.


Por el espíritu: Emmanuel
Texto retirado del: Libro "DERROTERO".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin