La mascota del blog

miércoles, 13 de abril de 2011

ESCOGENCIA DE PRUEBAS

Estudiando el problema de la escogencia de pruebas de la Esfera Espiritual para el círculo de las experiencias humanas, imaginemos un campo de servicio terrestre en que determinado trabajador es llamado a la ejecución de una tarea específica.


Seguramente que, ahí dentro, está vigente la libertad en la razón directa del deber bien cumplido.


El servidor que haya inutilizado deliberadamente las piezas del arado que le requieren devoción y sudor gastará tiempo en adquirir instrumento análogo con que pueda atender la orientación que lo dirige.


El labrador descuidado que haya permitido por descuido la incursión de gusanos destructores en la plantación que le define el trabajo, no puede esperar la cosecha abundante antes que se consagre a la limpieza y a la preservación de la tierra que la administración le confía.


El cooperador con la desgracia de envolverse en procesos de crueldad, habrá cercenado a su independencia de acción, toda vez que será necesario circunscribir su influencia en proceso adecuado de reajuste.


Entretanto, si el operario fiel de la labor satisface ahora a todos los requisitos de las obligaciones a que se ve convocado, sin duda, plasma en su propio favor, el derecho de indicar por sí mismo el nuevo paso de servicio en la dirección del futuro, con pleno consentimiento de la autoridad superior que le traza la ruta de luchas edificantes.


Así, más allá de la desencarnación, no todos disfrutan de improviso la facultad de escoger el lugar o la situación en que deba proseguir en el esfuerzo de evolución, porque, casi siempre, es imperioso el regreso a las sombras de la retaguardia para rehacer con sufrimiento y lágrimas, amargura y sacrificio la ocasión perdida de acceso a la luz.


Si deseas la marcha victoriosa para más allá de los portales de ceniza en que se nos renueva la visión espiritual, ama, con perseverancia y lealtad, al propio deber, haciendo de él el pan espiritual, cada día, porque para alcanzar el triunfo y la elevación de mañana, es indispensable consagrarle nuestra atención desde hoy.

Pintura de: Anna Solomatina
Tomada del blog Recogedor 
Por el espírituEmmanuel
Texto tomado del: 
Libro "
NACER Y RENACER
".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin