La mascota del blog

miércoles, 20 de abril de 2011

EXPIACIÓN Y EVOLUCIÓN


El traje tiene el tipo de costura a que se afilia, pero la persona que lo viste nada tiene de común con la señal de la fábrica.

El vaso revela el estilo del alfarero, no obstante, el líquido que carga, a pesar de guardarle la contextura, es de esencia diversa.

El cuerpo, igualmente, trae la marca de los padres que lo entretejen en el taller de la herencia, sin embargo, el espíritu que lo maneja es muy diferente, en la constitución psicológica, aunque, muchas veces, les comulgue las tendencias.

Cada criatura renace, transportando consigo la herencia de sus propios actos.

Regeneraciones y tareas que la desencarnación interrumpe alcanzan la continuación en la siguiente existencia.

La expiación alinea los cuadros de enfermedad e infortunio que comienzan de la cuna y la evolución desdobla realizaciones y esperanzas que se entreven en la niñez.

Justo comprender que hay reencarnaciones, equivalentes a estaciones de reajuste y rescate, iniciativa y continuidad, lección y sacrificio, con luchas correspondientes a ministerios y pruebas, deudas y créditos, progreso y perfeccionamiento, recuperación y misión.

La Historia nos presenta jóvenes prodigios, como Pascal, escribiendo un tratado de las secciones cónicas de Euclides, y Mozart, componiendo una ópera, uno y otro, antes de los quince años de edad, en la experiencia física. Hoy como ayer, es posible encontrar, entre menores delincuentes, las más avanzadas vocaciones para la crueldad, tanto como en la calle, legiones de pobres niños arrebatados en el desequilibrio.

Sepamos iluminar la mente infantil y juvenil en la llama del conocimiento superior.

Infancia es el día que alborea.

Mocedad es el día en movimiento.

Educándonos, para conseguir educar, conduciremos a jóvenes y adultos a la edificación del porvenir, a través de la responsabilidad de vivir, porque la muerte, como escrituraria de la Justicia Divina, surgirá para cada uno.

Ilustración de: Alba Marina Rivera
Tomada del blog Recogedor 
Por el espírituEmmanuel
Texto tomado del: 
Libro "
NACER Y RENACER
".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin