La mascota del blog

miércoles, 9 de septiembre de 2009

ANTE LA COLERA

"Finalmente, sed todos de igual ánimo, compadecidos, fraternalmente amigos, misericordiosos, y humildes" - Pedro (I Pedro, 3:8).

Es justo que nos figuremos la cólera, titulándola con algunas definiciones, como las siguientes:

Fuerza descontrolada.

Precipitación y dolencia.

Acceso a la locura.

Queda en el desequilibrio.

Puerta abierta para la obsesión.

Impulso a la desencarnación prematura.

Peligro de criminalidad.

Introducción a la culpa.

Apertura al remordimiento.

Explosión de orgullo.

Tempestad portentosa.

Fuego mental.

Desequilibrio vibratorio.

Dispersión de energía.

Pérdida de tiempo.

Indudablemente, todos nosotros criaturas encarnadas y desencarnadas, en la escala evolutiva del plano terrestre estamos aún sujetos a esa calamidad del mundo del desánimo, razón por la cual toda vez que nos sintamos amenazados por la irritación o el desánimo, lo prudente es recogemos en el refugio pacífico, a fin de reflexionar en las necesidades del prójimo y lavar los pensamientos en las fuentes de la oración. 



Por el espíritu de: Emmanuel
Texto retirado del: Libro "ATENCIÓN".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin