La mascota del blog

miércoles, 8 de septiembre de 2010

EL PERIESPIRITU

6- EL PERIESPIRITU
¿Cómo será el tejido sutil del ropaje espiritual que el hombre vestirá, una vez despojado del cuerpo de carne, más allá de la muerte?

Tan arriesgada es la tentativa de dar información sobre este tema a los compañeros encarnados, como difícil resultaría ilustrar a la oruga con respecto a lo que será ella después de vencer la resistencia de la crisálida.

Adherido al suelo o al follaje, mientras se arrastra pesadamente, el insecto no sospecha que transporta consigo los embriones de sus alas.

El periespíritu es además un organismo que constituye para el hombre, el molde fundamental de la existencia, que subsiste más allá del sepulcro y permanece en la región que le corresponde de acuerdo con su peso específico.

Formado con sustancias químicas que trascienden la serie estequiogenetica conocida hasta ahora por la ciencia terrena, es un andamiaje de materia rarificada que se altera de acuerdo con el padrón vibratorio del campo interno.

Delicado organismo, con extrema plasticidad, se modifica bajo el poder del pensamiento. Sin embargo, es necesario destacar que dicho poder existe solo donde predominan la habilidad y la aptitud, que únicamente la experiencia puede conferir.

En las mentes primitivas, ignorantes y ociosas, semejante vestidura se caracteriza por la apariencia viscosa, y constituye una verdadera prolongación del cuerpo físico, todavía animalizado o enfermizo.

El progreso mental es el medio más importante para la renovación del equipo periespiritual, en cualquier plano de evolución.

Téngase en cuenta, sin embargo, que no nos referimos aquí al perfeccionamiento moral.

El desarrollo intelectual, que proporciona importante capacidad de acción, puede pertenecer a mentes perversas.

De allí la razón de que encontremos en gran número, compactas y abundantes falanges de entidades liberadas de los lazos fisiológicos, que actúan en los círculos de la perturbación y la crueldad, con admirables recursos para modificar la apariencia con la que se manifiestan.

No tienen condiciones para una mejoría inmediata, pero disponen de elementos que les permiten ejercer dominio en el ambiente en el que se encuentran.

En la conquista de la propia sublimación no han adquirido aún la verticalidad del Amor que se eleva hasta los santuarios divinos, pero ya se han iniciado en la horizontalidad de la Ciencia, con la que influyen sobre aquellos que de algún modo, comparten su posición espiritual.

Los "ángeles caídos" no son más que grandes genios intelectualizados, pero con escasa capacidad para experimentar un sentimiento.

Exaltados, conservan la facultad de cambiar la expresión que los caracteriza, mientras ejercen la fascinación y viven parasitariamente en los reinos inferiores de la naturaleza.

No obstante, nada escapa a la transformación, y dentro del Universo todo se adecua al aprovechamiento general de la vida.

La ignorancia entorpecida es despertada y aguijoneada por la ignorancia activa.

La bondad incipiente es estimulada por la bondad desarrollada.

El periespíritu, en cuanto a la forma somática, obedece a las leyes de la gravedad en el plano al que se adapta.

Nuestros impulsos, emociones, pasiones y virtudes se manifiestan en él con fidelidad.
Por eso mismo, durante siglos y siglos habremos de permanecer en las esferas de la lucha carnal o en sus fronteras, mientras purificamos y embellecemos nuestra indumentaria, a fin de preparar según la enseñanza de Jesús, nuestro traje de bodas para el banquete del servicio divino.

Pintura de: Katelyn Alain, tomada del blog Women Painting Women

Por el espíritu: Emmanuel
Texto retirado del: Libro "DERROTERO".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin