La mascota del blog

martes, 22 de noviembre de 2011

Perdón

Perdón es la posibilidad de trabajar en el rescate de nuestras propias faltas, y la luz del arrepentimiento que nos aclara la entrada aún después de arrojarnos a las tinieblas interiores, es el aire que respiramos, generoso y puro, a pesar de nuestro gesto que enturbió la simplicidad de la Naturaleza.
El Padre disculpa a los hijos proporcionándoles nueva oportunidad a la corrección y a la santificación, y , si el Todo-Compasivo nos tolera en semejante clima constructivo, tenemos el deber igualmente de olvidar todo mal, considerando los propios males que ya practicamos, aprovechando todas las horas de nuestra experiencia en el tiempo para engrandecer la bondad, sin la cual no pasaremos al frente.
La Justicia funciona hasta que el amor toma posesión del corazón y de la Vida. Donde hay fraternidad, hay comprensión. Y donde hay entendimiento, hay perdón con absoluto olvido de la ofensa y trabajo espontáneo a beneficio del ofensor, con las mejores vibraciones de simpatía.
En cuanto alimentamos las pequeñas discordias, colaboramos con las grandes guerras, y, en cuanto sustentamos adversarios, garantizamos focos infecciosos de rasgos mentales destructivos contra nosotros. Recordemos a Cristo y rememoremos que el Señor cayó ante la justicia. Su Espíritu Divino afloraba sobre todas las disputas humanas y, por eso mismo, abriendo el corazón lleno de amor, se convirtió en la cruz, en lámpara celeste radiante en el mundo para todos los siglos de la Humanidad, indicándonos el gloriosos camino de la Vida Eterna.
Traducción Isabel Noemí Seoane

Dictado por el espíritu Emmanuel
Extraído de 
“Cofre de Luz” 

Pintura de: Hanna Müller
Tomada del blog Recogedor 

Texto retirado deLuz Espiritual


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin