La mascota del blog

viernes, 5 de noviembre de 2010

EL ESPIRITISMO EN LA ACTUALIDAD


22- EL ESPIRITISMO EN LA ACTUALIDAD
En los tiempos modernos el Espiritismo es; sin dudas, el revivir del Cristianismo en sus fundamentos más simples.

Al descorrer la pesada cortina colocada entre los dos mundos, en los dominios vibratorios en los que se manifiesta la vida, ha merecido desde la primera hora de su estructuración doctrinaria, el interés de la ciencia investigadora, que procura esclavizarlo al gabinete o al laboratorio, cual si fuera un mero descubrimiento de energías ocultas de la naturaleza, como lo es el de la electricidad, a la que el hombre somete al propio arbitrio para ampliar sus aplicaciones en el campo del confort.

Interesada en el fenómeno, la especulación analiza sus componentes creyendo encontrar, en el intercambio entre las dos esferas, nada más que respuestas a antiguos problemas de filosofía, sin consecuencia alguna de orden moral para la experiencia humana.

Sin embargo, se equivoca quien se rige por esas normas, dado que el Espiritismo al afirmar la supervivencia más allá de la muerte, contiene en sí mismo un vasto panorama de conclusiones en el campo de la ética religiosa, impulsando al hombre a más amplias reflexiones en el campo de la justicia.

No consideramos aquí a la dogmática, la apologética, ni ninguna otra rama de las escuelas de fe en sus aspectos sectarios.
No nos referimos a las religiones, sino a la Religión, enfocada propiamente como sistema de crecimiento del alma, para que llegue a la celeste comunión con el Espíritu Divino.

Al desplegar el paño de las responsabilidades que la vida nos confiere, el nuevo movimiento de revelación lleva implícito un bendito y compulsivo desenvolvimiento mental.
La permuta con los círculos de acción de los Espíritus que viven desligados del envoltorio corporal, obliga a la criatura a pensar con mayor amplitud acerca de la vida.

Se le revelan nuevos aspectos de la evolución y más rico material de pensamiento acrecienta sus archivos de elaboración mental y observaciones.
A pesar de ello, como cada recipiente guarda el contenido de esa o aquella sustancia según la forma y la situación que le son propias, la Doctrina Renovadora, con sus beneficios, pasa desapercibida o escasamente aprovechada por los que se inclinan a las discusiones estériles, por los que permanecen en éxtasis improductivo o por los que se arrojan a los abismos de la sombra, compañeros todavía ineptos para los conocimientos de orden superior, que fueron traídos a la Tierra no para defender el egoísmo o la animalidad, sino para la espiritualización de todos los seres.

¿De qué nos serviría el prodigioso descubrimiento de Watt si el vapor no fuese aplicado para beneficio de la civilización? ¿Qué haríamos con la electricidad si careciéramos de los elementos de contención y transformación que controlan sus impulsos?

En el Espiritismo visto como fenómeno somos constantemente enfrentados por aluviones de fuerzas inteligentes, mas no siempre sublimadas, que nos asedian y nos reclaman.

Aprendemos que la muerte es una cuestión de secuencia en los servicios de la naturaleza.
Reconocemos que la vida hierve alrededor de nuestros pasos, en los más variados grados de evolución.
De allí la necesidad imperiosa de la disciplina.

Urge establecer recursos para un ordenamiento adecuado de las manifestaciones correspondientes al nuevo orden de principios, que está instalándose victorioso en las mentes.
Y para cumplir esa importante misión, el Evangelio está llamado a orientar a los aprendices de la ciencia del espíritu para que, por liviandad o imprudencia, no se precipiten a los inconmensurables despeñaderos de la amargura o la desilusión.

Pintura de: Christina Sealey, tomada del blog Women Painting Women

Por el espíritu: Emmanuel
Texto retirado del: Libro "DERROTERO".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin