La mascota del blog

domingo, 31 de mayo de 2009

VIDA Y SEXO.


3. El enamoramiento.

Pregunta - aparte de la simpatía general de semejanza, ¿tiene entre si los espíritus afectos particulares?
Respuesta
lo mismo que los hombres; pero el lazo que une a los espíritus es más estrecho, cuando falta el cuerpo por que no esta expuesto a las vicisitudes de las pasiones.
pregunta No. 291, Libro de los Espíritus


La unión de dos criaturas para el intercambio sexual comienza normalmente por el periodo del enamoramiento que se manifiesta por un suave encantamiento de los individuos.
Dos personas descubren la una en la otra , de manera espontánea, motivos de atracción para su entrega reciproca y así comienza el proceso de enamoramiento.
Lo anterior se definiría como un dulce misterio si no aceptáramos en él la realidad de la reencarnación, y la ley de causalidad.
Inteligencias que trazaron entre si la formación de empresas afectivas, criaturas que crearon en tiempos pasados afinidades sexuales, corazones que fueron cómplices en la delincuencia pasional en otras épocas, o, almas, que inesperadamente se armonizaron, diariamente comparten las emociones, de semejantes encuentros, en todos los lugares de la tierra.
Una ves creada la simpatía mutua llega el momento del raciocinio.
Sin embargo, es muy reducido aún el número de personas que en el planeta tierra, se preocupa por hacer un auto análisis en el tema de la sexualidad.
Expertos en el tema buscando una respuesta solamente dirán que la libido entro en actividad, obviamente nadie discordará, pero en síntesis debemos estar atentos, a la importancia de esos impulsos creativos del sexo, para así garantizar la perpetuidad de la vida en el planeta.
Es importante anotar, la influencia ejercida por los espíritus superiores en el camino evolutivo del espíritu.
Nos referimos aquí a los compañeros afectivos de las existencias pasadas, o sea a los espíritus que se corporificaron en el hogar, cuya actuación en muchos casos va en acuerdo de los enamorados, llevándolos al casamiento y a los compromisos de la paternidad ó la maternidad.
La participación en el placer sexual, no los exime de los vínculos Kármicos con que se comprometieron al traer seres a este mundo, en cuya creación recogerán trabajos y sacrificios y obtendrán también una valiosa cosecha en experiencias y enseñanzas para un futuro; así comprenderán que la vida paga en amor a todos aquellos quienes reciben con amor las exigencias para la elaboración de sus objetivos.


Por el espíritu de: Emmanuel
Psicografía: Francisco Cándido Xavier.
Texto retirado del: Libro VIDA Y SEXO
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin